La onda de choque es una onda acústica que transporta mucha energía y que podemos dirigirla a puntos dolorosos del tejido musculoesquelético (tendones, músculos, ligamentos y huesos) en procesos subagudos, subcrónicos y crónicos.

La energía contenida en las ondas de choque aplicadas en nuestro cuerpo promueve la regeneración y los procesos reparadores de los huesos, tendones y otros tejidos afectados.

- Rápido alivio del dolor

- Restauración de la movilidad

- Sus beneficios continuan después del tratamiento

- Tratamiento externo sencillo, rápido y seguro

- Acelera la recuperación de multitud de lesiones

El efecto de las sesiones es acumulativo, por lo que están indicadas de 3 a 5 sesiones.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted